Conoce más sobre la porfiria

PORFIRIA Y EMBARAZO


Aunque casi ningún embarazo presenta complicaciones existe un riesgo ligeramente superior de sufrir un ataque agudo durante o después del embarazo. No obstante las posibilidades y peligros de un ataque agudo se reducen mucho si la porfiria se ha diagnosticado anteriormente. Por lo tanto es muy importante que los médicos que le atiendan durante el embarazo sepan que tiene porfiria.


El embarazo debe evitarse mientras el padecimiento se encuentre activo.
Se recomienda planear el embarazo después de dos años sin ataques agudos.


El Hem-arginato(NORMOSANG) Es de uso seguro durante el embarazo y no se han detectado anormalidades en los recién nacidos de madres tratadas con hem-arginato durante la gestación.


El Panhematin (HEMATINA) Medicamento categoría C no se han realizado estudios con hematina en animales. Tampoco se sabe si hematina puede causar daños en el feto si se administra a una mujer en embarazo. Por esta razón no se debe administrar a mujeres embarazadas a menos que los benefícios esperados sean lo suficientemente importantes para la salud y el bienestar de la paciente y superiores a los efectos desconocidos en el feto.